Fin del soporte de Windows 7: amenazas para las empresas

Fin del soporte de Windows 7: amenazas para las empresas

La fecha límite de enero de 2020 para el soporte extendido de Windows 7 viene con muchas implicaciones para las empresas. Conozca las ventajas y los riesgos de actualizar a un sistema operativo moderno. Además, conozca los posibles riesgos cibernéticos que puede suponer la ejecución de una versión sin parches de Windows 7.

Microsoft finaliza el soporte para Windows 7 el 14 de enero de 2020

En unos meses, Microsoft dejará de ofrecer soporte técnico para Windows 7, así como actualizaciones de seguridad, y soporte al cliente. Con esta medida, las empresas deben prepararse para las posibles consecuencias. Por ejemplo, no actualizar a la última versión de Windows podría poner en riesgo sus datos y dejar a las empresas expuestas a la ciberdelincuencia.

A partir del 14 de enero de 2020, Microsoft dejará de suministrar parches de seguridad y actualizaciones para Windows 7, lo que significa que las empresas deberán actualizarse a sistemas más nuevos. Esto dejará a muchas empresas expuestas a una serie de amenazas de ciberseguridad. En particular, los piratas informáticos podrán explotar las máquinas Windows vulnerables y acceder a datos sensibles. Esto pondrá en riesgo los registros financieros y dañará la imagen de marca de una empresa.

Como resultado, muchas empresas siguen utilizando sistemas anticuados y corren el riesgo de verse comprometidas. Además del robo de datos, los usuarios de Windows 7 son vulnerables a las caídas del sistema, a los ataques de los hackers y a otros problemas que perjudican a la empresa. Para evitar estos problemas, las empresas deberían considerar la actualización al último sistema operativo, Windows 10.

Para los profesionales de TI, el fin de la vida útil de Windows 7 no será una sorpresa. Pero si se hace bien lo básico, se garantizará que la empresa siga estando segura y protegida. Las empresas que utilizan Windows 7 pueden pagar a Microsoft por el soporte extendido, que comienza en 25 dólares por máquina y se duplica cada año. Después, el soporte cesará definitivamente.

Windows 7 dejará de recibir actualizaciones de seguridad a partir de enero de 2020. Las organizaciones más grandes pueden firmar un contrato de “soporte personalizado” para seguir recibiendo actualizaciones de seguridad. Sin embargo, es probable que Microsoft aumente el coste de estos contratos para animar a las empresas a migrar a sistemas operativos más nuevos.

Para muchas empresas, este cambio es muy importante. Significa que el ciclo de vida del soporte para los sistemas operativos más antiguos se está extinguiendo rápidamente. Aunque Microsoft todavía ofrece actualizaciones de seguridad ampliadas para sus productos más antiguos, no están disponibles para aquellos que no se actualicen a las últimas versiones. Por lo tanto, los propietarios de empresas deben actualizar a las versiones más recientes de Windows y ponerse en contacto con el soporte de Microsoft para obtener información adicional.

Impacto en las empresas

A medida que se acerca el final del soporte para Windows 7, aumenta la amenaza de las vulnerabilidades de fin de soporte. Sin parches de seguridad regulares, Windows 7 se convertirá en un sistema mucho más vulnerable. El reciente ataque WannaCry, que afectó a Windows XP y Windows 7, es un buen ejemplo de ello.

Aunque los ordenadores con Windows 7 seguirán funcionando hasta el 14 de enero de 2020, son más susceptibles a los virus y al malware que antes. Por estas razones, Microsoft ha recomendado encarecidamente actualizar a Windows 10 antes de esta fecha. Windows 10 es el sistema operativo más seguro que ha lanzado Microsoft. Sin embargo, muchas empresas no pueden actualizar porque el hardware existente no es compatible con el nuevo sistema operativo.

Las empresas son especialmente vulnerables a los ataques dirigidos a las máquinas con Windows 7 y su navegador Internet Explorer. Si estas máquinas no se actualizan, son vulnerables a los ataques de hackers e incluso pueden ser utilizadas como puerta de acceso a datos sensibles. Esta información podría incluir registros de clientes, sistemas de inventario y datos contables.

Debido a su uso generalizado, Windows 7 será más susceptible a los virus y otras amenazas. Microsoft ya ha revelado que dejará de proporcionar parches de seguridad para este sistema operativo tras el fin del soporte para el 14 de enero de 2020. Esto significa que las empresas que utilizan dispositivos con Windows 7 no cumplirán con las garantías de seguridad y privacidad. Las empresas tendrán que prepararse para la amenaza desarrollando una estrategia.

El fin del soporte de Windows 7 es una amenaza importante para las empresas. La falta de actualizaciones y soporte deja a los ordenadores y redes vulnerables a los ataques. Si su empresa utiliza esta versión obsoleta de Windows, debería considerar la posibilidad de trabajar con su socio informático de confianza para actualizarlo lo antes posible. Además, sería una buena idea consultar a Microsoft para asegurarse de que sus sistemas son compatibles.

Como empresa, debería prepararse para el fin del soporte de Windows 7 lo antes posible. Será fundamental para su empresa proteger sus servicios y datos vitales. Todavía hay tiempo para actualizar a Windows 10, pero es importante revisar sus operaciones.

Coste de la actualización frente a la no actualización

El coste de la actualización de un PC de Windows XP a Windows 7 varía en función de la configuración de hardware y software. En general, si tiene un sistema antiguo, necesita un procesador de 1 GHz como mínimo, 1 GB de RAM, 16 GB de espacio libre en el disco duro, 128 MB de memoria gráfica y un conjunto de chips compatible con DirectX 9. Sin embargo, si su PC tiene más de cinco años, puede considerar la posibilidad de comprar un nuevo PC con el sistema operativo Windows 7 preinstalado. Un PC decente puede costar unos 500 dólares.

Si estás pensando en actualizarte, es importante que lo hagas pronto. El soporte de Microsoft para Windows 7 y Server 2008 finaliza el 14 de enero de 2020. Actualizar ahora evitará problemas en el futuro y le proporcionará una mejor plataforma de seguridad. Las empresas que no se actualizan se arriesgan a sufrir una serie de problemas, como el tiempo de inactividad, los problemas de los usuarios y el aumento de las vulnerabilidades de seguridad.

Muchas empresas siguen utilizando Windows 7 en sus ordenadores. Se trata de un proceso costoso y que requiere mucho tiempo, y que además puede exponer a su empresa a amenazas de seguridad. No actualizar su PC pondrá a su equipo en riesgo de sufrir ciberataques y hará que su red corra el riesgo de sufrir ataques de hackers y otros actores maliciosos. Además, Microsoft ha anunciado que no proporcionará actualizaciones de seguridad ni soporte técnico para Windows 7 después del 14 de enero de 2020.

Si no es una persona experta en tecnología, puede contratar a una empresa de servicios informáticos para que realice la actualización por usted. Tendrá que hacer una copia de seguridad de los datos de su ordenador antes de la actualización. Además, es posible que quiera contratar a alguien para que le instale Windows 7.

Actualizar a Windows 7 desde XP no es una tarea sencilla. Puede ser bastante complicado dependiendo de las especificaciones y el software de su ordenador. Lo mejor es consultar el Asesor de actualizaciones de Windows o visitar la página de Microsoft sobre la actualización a Windows 7 para obtener más información.

Adquirir un nuevo PC es una gran inversión. La nueva tecnología es mejor para su negocio y mejora la productividad de sus empleados. Al actualizar a Windows 10, sus empleados pueden ser más productivos y completar las tareas más rápido que nunca.

Ciberataques de Windows 7 sin parches

Windows 7 es vulnerable a los ciberataques porque no tiene parches. Cuando un atacante consigue crackear un sistema sin parches, puede leer la contraseña en texto claro. Y lo que es peor, este sistema operativo obsoleto no cuenta con el apoyo de Microsoft y es vulnerable a hacks conocidos. También es vulnerable a muchas vulnerabilidades conocidas, por lo que es importante actualizarlo o sustituirlo lo antes posible.

El FBI ha hecho hincapié en las amenazas de seguridad que supone un Windows 7 sin parches. Por ejemplo, el gusano WannaCry explotó una vulnerabilidad de día cero en Windows 7. Microsoft lanzó rápidamente parches, pero muchas empresas seguían teniendo sistemas vulnerables. Esto significó que el número de ataques se disparó. Esta es una de las razones por las que es esencial que las empresas se actualicen a Windows 7 parcheado.

Para protegerse de estos ataques, las organizaciones deben aislar los sistemas vulnerables e instalar controles de entrada en los límites de la red. Estos sistemas pueden incluir quioscos, dispositivos médicos y equipos de fabricación. Estos sistemas suelen ser difíciles de proteger físicamente, y las organizaciones deben tener en cuenta estas vulnerabilidades a la hora de aplicar una política de seguridad. Por ejemplo, un dispositivo vulnerable podría ser un ordenador en una oficina o en un tren.

Microsoft ha publicado 13 parches para proteger la vulnerabilidad. Los parches corrigen las vulnerabilidades de las aplicaciones de Windows que causan esta vulnerabilidad. Estos parches también se han publicado para Office y Visual Studio. Uno de los críticos afecta al servicio de sistema de eventos COM+ de Windows. Un atacante que haya obtenido acceso a un ordenador sin parches puede utilizar la vulnerabilidad para ejecutar código arbitrario en él.

Los ciberataques desde Windows 7 sin parchear son especialmente preocupantes para el sector sanitario, donde más de la mitad de los ordenadores utilizan esta plataforma. Además, los dispositivos sanitarios y los sistemas IoT dependen en gran medida de plataformas no soportadas. Como resultado, esto los convierte en un objetivo principal para los hackers. Como ejemplo, el ataque WannaCry del pasado mayo afectó a un gran número de ordenadores con Windows 7.

Aunque Microsoft publique parches para los fallos críticos, la mayoría de las vulnerabilidades de Windows 7 sin parchear permanecerán para siempre sin parchear. Además, es posible que muchas organizaciones no puedan migrar a Windows 10 porque tienen problemas de compatibilidad. Este problema afectará a las organizaciones con presupuestos ajustados y hardware especializado. Como resultado, algunas de ellas podrían tener que aislar los dispositivos con Windows 7.

Temas similares

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *