Arquitectura y proceso de desarrollo de aplicaciones web

Arquitectura y proceso de desarrollo de aplicaciones web

Hay muchos tipos diferentes de aplicaciones web. Una de ellas es la aplicación de página única, y otra es la arquitectura en capas. Estas arquitecturas son diferentes entre sí, y pueden involucrar diferentes lenguajes de programación, incluyendo Java, C#, Python y PHP. Además, pueden incorporar el diseño UI/UX en la arquitectura subyacente.

Aplicaciones de una sola página

Uno de los temas más candentes en el desarrollo web ahora mismo son las aplicaciones web de una sola página. Hay muchos frameworks de aplicaciones de una sola página disponibles y elegir el adecuado es fundamental para el éxito de un proyecto. Los frameworks más populares son Vue, Backbone y Angular. Cada uno de ellos ofrece diferentes características y ventajas que los convierten en una buena opción para las aplicaciones web de una sola página.

Uno de los principales beneficios de las aplicaciones de una sola página es que ofrecen una mejor experiencia de usuario que los sitios web tradicionales. Un sitio web tradicional requiere que los usuarios hagan clic en varias páginas antes de llegar a la información que buscan. Con las aplicaciones de una sola página, toda la información está disponible en una sola página y los usuarios pueden salir de su consulta sin tener que recargar la página.

Las aplicaciones web de una sola página pueden desarrollarse muy rápidamente, pero también pueden ralentizarse a medida que se hacen más grandes. Para hacerlas más rápidas, las aplicaciones de una sola página pueden utilizar técnicas de división de código y de carga lenta. Los frameworks más populares para aplicaciones de una sola página son Angular, React y Vue. Ember es otro marco popular, pero tiene sus pros y sus contras.

Las aplicaciones web de una sola página son más fáciles de desarrollar y no requieren mucha codificación del lado del servidor. Además, pueden desplegarse en un servidor como cualquier otra página web. Las aplicaciones de una sola página pueden utilizarse para supervisar las operaciones de la red y revisar los datos conectados a los elementos individuales de la página. Sin embargo, las aplicaciones web de una sola página son difíciles de optimizar para los motores de búsqueda.

Una aplicación de una sola página puede proporcionar una experiencia similar a la de un escritorio en la web. Son especialmente útiles para las aplicaciones web que requieren un acceso repetitivo a la información. En lugar de pulsar repetidamente el botón “atrás”, una aplicación de una sola página sólo requiere que el usuario pulse un botón. Esto también las hace más rápidas y fáciles de usar que las aplicaciones multipágina.

Las aplicaciones de una sola página son ideales para las empresas que construyen una experiencia de usuario fluida y atractiva. Las empresas más exitosas de hoy en día son las que se centran en experiencias centradas en el cliente. Con la disminución de la capacidad de atención, las empresas se esfuerzan cada vez más por ofrecer estas experiencias. Por ello, muchas organizaciones han empezado a construir partes de aplicaciones web utilizando esta arquitectura.

Arquitectura web isomórfica

Una aplicación web isomórfica es aquella que combina una aplicación renderizada en el servidor con una aplicación de una sola página. La figura 1.3 ilustra los pasos para crear una aplicación isomórfica. Cuando el usuario teclea la dirección web, el servidor determina lo que debe ser renderizado y lo envía al navegador. El resultado es una aplicación que puede ejecutarse tanto en un escritorio como en un dispositivo móvil.

La primera parte de este libro cubre los conceptos básicos de las aplicaciones web isomórficas y el proceso de desarrollo. Enseña cómo construir aplicaciones web de nivel de producción y ofrece ejemplos en frameworks relevantes. Las dos primeras partes son adecuadas para los principiantes; sin embargo, los lectores que quieran pasar a temas más avanzados deberían empezar por los capítulos tres y cuatro. La tercera parte es más avanzada y cubre las técnicas de implementación. Esta sección puede leerse en su totalidad, o puede saltarse dependiendo del nivel de experiencia.

La segunda parte del libro analiza el uso de la biblioteca Redux. Esta biblioteca proporciona un estado común de nivel superior a la aplicación y permite la serialización y deserialización de sus objetos. El libro también cubre el uso de la herramienta de construcción Redux, que se utiliza para construir aplicaciones React complejas.

La principal ventaja del enfoque isomórfico en el desarrollo web es que mejora la optimización para motores de búsqueda (SEO). Esto se debe a que los motores de búsqueda modernos utilizan “rastreadores web” para indexar el contenido de las páginas y calcular su clasificación. Además, también utilizan el texto, las descripciones de las imágenes y los enlaces para evaluar el contenido de una página.

Como resultado, las aplicaciones isomórficas se cargan más rápido que sus homólogas de una sola página. Esto reduce el número de giros de carga y estados de espera en la página, haciendo que los usuarios estén más contentos con la experiencia. Por ejemplo, All Things Westies.com es un sitio de comercio electrónico, y como tal, es esencial tener un buen SEO.

Una arquitectura de aplicación web isomórfica utiliza un lenguaje JavaScript y puede ejecutarse tanto en el servidor como en el cliente. Es una arquitectura de aplicación web común, y es una gran alternativa a las aplicaciones monolíticas. Este enfoque le permite dividir su aplicación en módulos más pequeños orientados a los servicios. Cada componente proporciona un servicio y se comunica con los demás mediante el paso de mensajes.

Arquitectura en capas

La arquitectura en capas para el proceso de desarrollo de aplicaciones web implica la separación de diferentes tareas en capas separadas. Cada capa es responsable de diferentes tareas, incluyendo el manejo del intercambio de datos y la definición de reglas de negocio. Por ejemplo, la capa de lógica de negocio se encarga de iniciar la sesión en un sitio web y de solicitar productos y servicios. También gestiona las interacciones con el contenido.

La primera capa es el cliente, que es donde el usuario interactuará con la aplicación. Está formada por componentes como el navegador web, que gestiona la interacción con el usuario y la lógica de presentación. La segunda capa es el servidor web, que se encarga de la lógica de negocio y supervisa las peticiones de varios clientes. Este proceso garantiza que la aplicación sea fiable y segura.

Un problema común de la arquitectura de una aplicación web básica es que carece de la potencia necesaria para desarrollar una interfaz de usuario completa. Aunque esta solución puede funcionar bien para una aplicación web pequeña, no es adecuada para sitios web grandes. Por ello, la arquitectura debe diseñarse cuidadosamente. Por ejemplo, una aplicación HTML sencilla necesita un servidor con capacidad para procesar grandes cantidades de datos.

Una arquitectura por capas para el proceso de desarrollo de aplicaciones web ayuda a los desarrolladores a reconocer y gestionar las funciones de los diferentes componentes de la aplicación. Esto facilita la gestión y la depuración de los cambios en las distintas capas, así como la reutilización del código. Un servidor web es un programa de software o un dispositivo de hardware que ejecuta uno o más sitios web. Procesa las peticiones del usuario, recupera los datos necesarios y envía una respuesta a la capa de presentación.

Un servicio web de dos más uno consiste en dos bases de datos que trabajan juntas para ofrecer una única solución. Este tipo de arquitectura se denomina arquitectura multicapa. Cada capa gestiona diferentes aspectos de la aplicación, como la interfaz de usuario, mientras que la base de datos sirve para la lógica de la aplicación. Ambas capas pueden utilizar el mismo lenguaje de programación, como PHP. Esto hace que el proceso de desarrollo de aplicaciones web sea más fácil y rápido.

Elegir la arquitectura adecuada para su aplicación web es fundamental para el éxito de su proyecto de desarrollo. La arquitectura influirá en la lógica y la funcionalidad de la aplicación. Al elegir la arquitectura adecuada para su proyecto web, se asegurará de alcanzar sus objetivos de negocio y lograr el máximo retorno de la inversión.

Red de entrega de contenidos (CDN)

Una red de entrega de contenidos es una red de servidores que puede acelerar el proceso de entrega de contenidos web. Funciona almacenando en caché los contenidos recién solicitados y devolviéndolos al servidor de origen cuando llega el momento de renderizarlos. Los distintos tipos de CDN se especializan en diferentes aspectos de la entrega de contenidos. En este artículo, hablaremos de los distintos componentes de la arquitectura de las CDN y de cómo pueden beneficiar a su aplicación web.

Una CDN tiene varias ventajas, como la reducción de los costes de ancho de banda y los tiempos de carga de la página más rápidos. También aumenta la disponibilidad global del contenido. Las CDNs varían en número de nodos y servidores, y algunas alcanzan decenas de miles de nodos y servidores. Otras pueden tener sólo unos pocos PoPs geográficos. Independientemente de la arquitectura utilizada, el objetivo general es mejorar la experiencia del usuario.

Una red de entrega de contenidos es un sistema de servidores y almacenamiento utilizado para la distribución de contenidos web a usuarios de todo el mundo. La red contiene nodos que replican los archivos de un proveedor de contenidos a través de múltiples servidores en centros de datos geográficamente dispersos. Las grandes empresas pueden incluso crear su propia CDN empresarial, que puede acelerar considerablemente el tráfico.

Otra ventaja de las CDN es que permiten escalar los sitios. Ayudan a los sitios web a manejar los picos de tráfico y pueden reducir los gastos de ancho de banda. Aunque los gastos de ancho de banda varían según el proveedor de alojamiento, las CDN pueden ahorrarle dinero en su alojamiento. Con las CDN, podrá dar servicio a más usuarios y reducir los gastos de ancho de banda.

La arquitectura web es una parte importante del desarrollo de una aplicación web. Determina cómo se entregan y aseguran los datos. También define cómo la aplicación interactúa con el usuario. También ayuda a separar la lógica del negocio de la capa de presentación. Esto garantiza que la aplicación esté preparada para el futuro, lo que permite añadir funciones y mantener una baja latencia.

Temas similares

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *